MUSEOS QUILMES

Página

Museos Quilmes, propone reflexionar acerca de sus espacios, de su entorno, del quehacer
Propone generar una plataforma que promueva lecturas críticas de lo heredado, en un espacio de difusión, de reflexión, de comunicación, de encuentro; Un espacio demócratatico, de fe, de libertad, de respeto, de alegría, de conciencia y cuestionamiento, un espacio acumulador de saberes.
Un espacio integrador con su entorno y algo mas allá.
Un espacio abierto a todo publico a toda mirada, receptor de propuestas, que invite a entrar a transitarlo habitarlo
Un espacio cultural, que entienda la cultura como un conjunto de todas las formas, tolerante en tanto a lo diverso, a la presencia y combinación de las muchas identidades
Un espacio que de lugar a la creación, a la imaginación, a la dimensión poética.
Un real espacio público

Los desafíos que nos proponemos desde el museo son:
museo como espacio público
    Desde una visión de Estado en sentido amplio que apunta a la participación colectiva, que busca el compromiso, la organización, la construcción de sujetos de derecho. Que ofrece el espacio como lugar de encuentro, de cobijo, como espacio de aprendizaje, para saber y aprender.
 
museo como espacio educativo
    Desde un sentido abarcador de la dimensión educativa que no se reduce sólo a lo nombrado específicamente como educar, sino considerando todos los espacios culturales, sociales, políticos, como espacios donde se enseña y aprende. Un espacio amplio para dar discusión de lo que entendemos como establecido, discutir los discursos hegemónicos, generar preguntas problematizadoras sobre el mundo en el que vivimos.
    Desde esa misma mirada queremos proponer un diálogo educativo que implica pensar en los dos términos de la educación (enseñar y aprender) para generar entre-aprendizajes. En ese sentido, el museo es un espacio que enseña pero que por sobre todo aprende y para eso necesita de la comunidad, de sus vecinos, de sus recuerdos. Nos proponemos generar una multiplicidad de espacios de encuentro donde se pueda dialogar, intercambiar, recordar, reconstruir, repensar.
 
museo como un espacio de discusión de lo hegemónico
    Trabajar desde una mirada histórica que nos permite comprender que todo se construye y por ende todo se puede transformar. Cambiarles las palabras y el sentido a las cosas cotidianas.
Pensar en las cosas que hay detrás de cada objeto cotidiano, las historias, las personas, los trabajos, las ideas, y los sentidos, cómo se transforman en símbolos de la vida , lo que se cree (lo que se transmite sin estado de conciencia – lo hegemónico, el sentido común) sobre todo recuperando la enorme capacidad de creatividad popular que resignifica los objetos para transformarlos en algo para lo que no estaba previsto en función de sus necesidades, es un desafío permanente que nos proponemos desde el museo.
 
museo como un espacio de gestión cultural
    Ser articuladores de la cultura popular, recuperadores de prácticas que revinculen a los vecinos, generadores de espíritu comunitario a través de una diversidad de propuestas de acción colectivas.
 
museo inspirador
(Recuperando uno de sus sentidos etimológicos, el que proviene de musa). El museo como un espacio que provoque nuevas ideas, que reconecte sentidos, un espacio que nos transporta a otra dimensión simbólica, una catedral ecuménica y contemporánea, un lugar que propone una visión del mundo, una cosmovisión que disputa los sentidos establecidos, y que invita a mirar más allá de los objetos en su dimensión simbólica.
Anuncios